Lunes, 15 de Marzo de 2021 | 19:23Hs. | Obras

En la madrugada del lunes, una parte de la estructura del antiguo edificio ubicado en la esquina de Belgrano y Brandsen sufrió un desprendimiento. Se trata de uno de los edificios históricos de la zona céntrica que alguna vez funcionó como oficina del Correo Argentino y luego fue ocupado en forma irregular en las habitaciones de la planta alta.

Mientras en la parte baja se ubicaron comercios y vendedores.

Cabe destacar que la zona fue desalojada en el año 2019 por gestiones de la Municipalidad ante la Justicia local, que avaló la medida ante la posibilidad de derrumbe y, sobre todo, con el fin de proteger la vida y los bienes de las personas.

Al respecto, la secretaria de Obras Públicas de la comuna capitalina, Ing. Malena Gamarra, explicó que: “se trata de una causa que inició la Municipalidad ante la Justicia, por ser un edificio que estaba en peligro de derrumbe, donde tuvimos un fallo a favor y esto demuestra que el tiempo nos dio la razón, porque este es el segundo episodio y, por ende, el accionar preventivo y planificado que llevamos adelante desde el Municipio permitió preservar la vida y los bienes de vecinos y vecinas”.

“Desde el primer día de gestión el intendente Jorge Jofré se ocupó de la situación de este sector de la ciudad y se trabajó permanentemente adoptando todas las medidas necesarias para salvaguardar la vida y los bienes de las personas”, insistió Gamarra.

“En este momento estamos coordinando desde el área de Obras Públicas sobre los trabajos que se requieren para efectuar la demolición del edificio, que se realizará con una contratista que dispone del personal calificado para desarrollar esta tarea”, subrayó.

Por su parte, el director de Obras Públicas, Ing. Norberto Jofré, comentó:

“inmediatamente de conocido el incidente se pusieron en marcha diferentes áreas del Municipio, como Prevención y Emergencia, Tránsito y Obras Públicas, para coordinar todas las tareas necesarias; en ese sentido, de manera preventiva, se cerró la calle Belgrano, a la altura de José M. Uriburu, y la calle Brandsen, en su intersección con la calle San Martín, para evitar el tránsito vehicular en la zona”.

Sobre los trabajos que se realizarán en el sector, el funcionario detalló que “estamos coordinando con una contratista para comenzar los trabajos de demolición, ya que se trata de un trabajo de alto riesgo que precisa personal calificado en la materia y para ello ya contamos con el fallo judicial a favor del Municipio para poder intervenir, porque se trata de una propiedad privada”.

“Anteriormente, se hizo un peritaje técnico donde pudimos comprobar que la integridad del edificio es bastante precaria y se determinó comenzar la demolición por la parte más dañada”, concluyó.

Imprimir