Durante las últimas semanas, la Municipalidad capitalina llevó adelante operativos de inspección en diversos sectores del ejido urbano, a fin de concientizar a la comunidad, garantizar la higiene urbana y evitar la generación de nuevos microbasurales.

En ese aspecto, informaron que, teniendo en cuenta que hay muchos puntos de la ciudad que se han convertido en depósitos ocasionales de basura de manera reiterativa, se han desplegado numerosos operativos de control para concientizar a los vecinos y vecinas y hacer frente a esas situaciones.

En dichas inspecciones, se pudo constatar que se arrojan en la vía pública residuos no convencionales, como ramas, chatarras, cartones, cajones de madera y escombros de manera frecuente. Esto ha incentivado a otros vecinos que, al ver la acumulación de basura, han optado por dejar sus residuos en esos mismos lugares, iniciando la generación de microbasurales.

Del mismo modo, los inspectores dialogaron con una gran cantidad de vecinos que dieron a conocer diferentes situaciones que atentan contra la higiene urbana. Algunos de estos testimonios señalaron a vecinos que llegan de otros barrios en vehículos particulares y arrojan la basura en lugares no permitidos; comerciantes que depositan grandes volúmenes de desechos en esquinas aledañas; y personas que, al ver los contenedores excedidos, dejan los residuos al costado.

Desde el área indicaron que estos operativos de control seguirán realizándose de manera permanente para garantizar la limpieza de la ciudad, y solicitan la colaboración de los vecinos y vecinas, no sacando la basura fuera de los horarios correspondientes en cada barrio ni arrojándola en lugares no permitidos.

Comentarios