Dando continuidad al plan de eliminación de microbasurales y recuperación de espacios verdes, desde la Dirección de Gestión Ambiental del municipio capitalino acentuaron los trabajos de recolección de residuos no convencionales en un vasto sector del ejido urbano.

En ese contexto, se llevó a cabo el plan Bio en la intersección de las calles Padre Grotti y Segunda, en el barrio Villa Hermosa, donde se desarrollaron acciones de limpieza y cercado del lugar acondicionado, procediendo a la plantación de especies arbóreas y colocación de carteles para concientizar a los vecinos y vecinas sobre los riesgos que genera a la salud la acumulación de basura en lugares no permitidos.

En simultáneo, agentes comunales y cooperativistas, empleando camiones y máquinas, se abocaron a la recolección de grandes volúmenes de residuos no convencionales como ramas, escombros, chatarras y otros desechos ferrosos en los barrios: Incone, Coluccio, Parque Urbano, Caracolito, San Pedro, Lote 4, San Francisco, Independencia, Don Bosco, Fonavi, Vial, Mariano Moreno, San Martín, Itatí, La Pilar, Villa Lourdes y San Juan I.

Las mismas tareas de higiene urbana se extendieron a los barrios: Simón Bolívar, El Porvenir, Antenor Gauna, Eva Perón y República Argentina, como así también sobre las principales avenidas de la Jurisdicción Cinco.

Desde el área comunal indicaron que los trabajos se efectúan de forma permanente en todo el ejido urbano, en los cuatro turnos diarios establecidos, con el objetivo de mantener la ciudad limpia, ordenada y saludable.

Comentarios