La Dirección de Bromatología del municipio capitalino continúa realizando rigurosos controles rotativos en todo el ejido urbano para constatar el estado de conservación de los alimentos que se ofrecen en las distintas bocas de expendio, con el objetivo de preservar la salud pública

Durante el lapso comprendido entre el jueves 1 y el viernes 9 de agosto, los constantes procedimientos arrojaron los siguientes resultados:

-Confiscación y destrucción in situ de 35 cajas de pollos (450 unidades aproximadamente) en la sucursal céntrica de una cadena de supermercados, por encontrarse con fecha de vencimiento perimida en una cámara frigorífica.

-Decomiso de alimentos como golosinas y lácteos, todos con fecha de vencimiento cumplida, exhibidos en góndolas de un local céntrico, siendo destruido todo el lote en el mismo lugar.

-Incautación de mercadería vencida en supermercado céntrico, labrándose el acta correspondiente y destruyendo todo lo secuestrado.

-Clausura de 5 locales comerciales en diferentes barrios por vender bebidas alcohólicas fuera del horario permitido.

Desde el área comunal se solicita a los vecinos incrementar el cuidado en la compra de alimentos, observando meticulosamente el estado de los envases y la fecha de vencimiento de cada uno de ellos debido al riesgo que entraña para la salud de las personas el consumo de productos vencidos.

 

Comentarios