La Municipalidad de la Ciudad, a través de su Departamento Cementerios, inició un riguroso control de concesiones con el objetivo de hermosear y dejar en óptimas condiciones nicheras, bóvedas y panteones que se encuentran en estado de abandono en las necrópolis locales

La responsable del área, Ing. María Antonia Giménez, explicó: “tanto en el cementerio Nuestra Señora del Carmen como en el de San Antonio tenemos muchos nichos, bóvedas y panteones que están abandonados y otros que están a medio construir y ya no va nadie. Esto hace que esos sectores luzcan deteriorados y es nuestra intención que los mismos mejoren sus condiciones, porque este tipo de espacios tienen una responsabilidad compartida: del municipio y del contribuyente. Por esta razón, solicitamos e invitamos a todos los vecinos que tengan alguna concesión que se acerquen a las oficinas del Departamento Cementerios a regularizar su situación”.

“En primer término, se está realizando este revelamiento y analizando los libros para notificar a los responsables; posteriormente se publicarán edictos y pasado el plazo legal se procederá a disponer del espacio”.

“Debemos entender que no es justo permitir que un vecino que mantiene en buenas condiciones el lugar de descanso de sus seres queridos, contribuyendo con la Comuna y con la ciudad, se vea rodeado de sitios en mal estado de conservación, deteriorados y abandonados”, indicó Giménez.

Por último, la funcionaria dijo que cumplidos todos los requerimientos legales correspondientes se liberarán los sitios para que otros contribuyentes hagan uso de esos espacios, con el compromiso de mantenerlos en óptimas condiciones de conservación.

 

Comentarios